Cueva de Altamira

 

 

No se me ocurre un mejor estreno de " historias con arte " que con La Cueva de Altamira.

 

Está situada en Santillana del Mar (Cantabria), la descubrió en 1868 Modesto Cubillas, empleado de Marcelino Sanz de Satuola, propietario de las tierras donde se encontraba  la cueva.

 

Pasaron años hasta que comenzaron a inspeccionar la cueva y fue en 1879 cuando vieron las primeras pinturas. Al hacer público el descubrimiento era tal la perfección en la técnica y la ejecución de las pinturas que los científicos de la época las calificaron  de fraude y los acusaron de haber sido ellos los autores.

 

Fué años más tarde en 1902, cuando a través de pruebas realizadas en Altamira y del descubrimiento de otras cuevas con pinturas similares en  Francia rectificaron y dieron veracidad al descubrimiento.

 

Desgraciadamente los descubridores ya habían fallecido desacreditados, acusados de fraude y falsificación.

 

Hoy sabemos que la cueva fue utilizada durante unos 22000 años en periodos distintos, de ahí la gran variedad de escuelas, estilos, épocas y calidades técnicas que podemos ver en paredes y techos en el Museo del Prado de la Prehistoria, donde el Velázquez del periodo "magdaleniense", o el Goya del periodo "gravetiense" dejaron sus obras de arte para que ahora nosotros podamos disfrutar de ellas igual que disfrutamos de las de  Zurbarán, Monet, Da Vinci o Van Gogh.

 

 

 

Si pasáis por Santillana del Mar y os pica el gusanillo, no dudéis en visitar el museo de Altamira, además de disfrutar y aprender con lo que allí os vais a encontrar, si lo visitáis un viernes ( actualmente son los viernes pero esto puede variar ) puede que seáis uno de los cinco afortunados que se eligen aleatoriamente entre los que ese día se encuentran en el museo para visitar la cueva durante 37 minutos, una experiencia realmente extraordinaria en la que podréis contemplar a lo largo de sus salas, las pinturas, dibujos y grabados de ciervos, bisontes o caballos. Escenas de la vida cotidiana de aquellos días, que algunos artistas dejaron plasmadas en la piedra y que a día de hoy son un regalo para todos los amantes del arte y de la historia.

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0