Los mensajes de Miguel Angel

cupula de la capilla sixtina
Cúpula de La Capilla Sixtina

Michelangelo Buonarroti nació en 1475 en Caprese, fue un genio de la arquitectura, la escultura y la pintura, valgan como ejemplo el proyecto de la cúpula de la Basílica de San Pedro, la estatua Del David o sus frescos de La Capilla Sixtina.

 

Es de estos últimos de los que hablaremos hoy, más concretamente de las diez figuras que pintó en la cúpula y que representan a cinco profetas : Jeremías, Daniel, Ezequiel, Isaías y Joel y a cinco sibilas : Eritrea, Líbica, Pérsica, Cumana y Délfica.

 

 

A lo largo del extenso trabajo de Miguel Angel podemos encontrar un sin fin de pistas y mensajes más o menos evidentes que nos va dejando y a través de las cuales el artista nos relata una historia distinta a la que contemplamos en el conjunto de la obra.

 

Hay quien cree ver una representación de Los Diez Mandamientos en cada una de las diez figuras.

 

 

Otros mas pragmáticos, aseguran que todas esas figuras a veces semiocultas y a menudo a espaldas de los profetas y las sibilas, están únicamente para dar una mayor sensación de profundidad a los frescos.

 

 

Otros por supuesto piensan que Miguel Angel aprovechaba cada ocasión para expresar lo que pensaba y sentía acerca de la iglesia y del Vaticano, las intrigas, las guerras internas, el poder que ejercía con mano de hierro, los abusos y la doble moralidad, opiniones que de haberlas expresado en público le podrían haber causado graves problemas y que sin embargo el consiguió dejar plasmadas durante siglos en la propia Capilla Sixtina.

 

 

 

A continuación os dejo una serie de fotografías de las diez figuras, en las que señalo los detalles más evidentes que he podido apreciar, sin duda habrá muchos otros que se me han pasado y por supuesto habrá algunos mucho más sutiles creados para ojos mas expertos que los míos. El fresco de la Sibila Cumica quiza sea el que resulte más inquietante.

 

 

Os animo a que encontréis los que yo no he podido y a que cada uno saque sus propias conclusiones.

 

 

 

sibila libica
Sibila Libia o Libica

La sibila Líbica predijo la llegada del día en el que todo lo que está oculto será revelado.

  1. La sibila sujeta con gran esfuerzo un libro en sus manos.
  2. En el brazo del trono en que se sienta podemos ver una chaqueta que por el estilo y color en apariencia no pertenece a la sibila.
  3. Su vestido está levantado y de su interior sale un trozo de tela que está atrapado bajo una base de piedra.
  4. Dos niños, uno de ellos envuelto en una tela blanca y con un pergamino bajo el brazo comentan la escena.
  5. En el pie izquierdo podemos ver que tiene seis dedos.

 

 

Profeta Daniel
Profeta Daniel

 

  1. Sobre su espalda aparece la cara de un niño pequeño cubierto por un manto.
  2. Un amorcillo sostiene en su espalda con aparente esfuerzo un gran libro.

  3. El profeta parece estar transcribiendo en un atril lo que lee en el libro.

  4. En su cara se aprecia un claro gesto de preocupación.

  5. Del atril cuelga un instrumento de viento.

 

profeta ezequiel
Profeta Ezequiel

 

 

  1. Un ángel señala con el dedo hacia arriba mientras se sujeta el brazo derecho con la mano izquierda.
  2. A espaldas del profeta el rostro de un niño muestra sorpresa.
  3. Ezequiel sujeta un rollo de papel escrito con la mano izquierda.
  4. La mano derecha la mantiene abierta mientras mira al ángel inquisitivo.
  5. Su capa parece estar movida por el viento.

 

sibila persica
Sibila Pérsica

 

 

  1. Podemos ver dos niños, uno de ellos tiene las manos unidas en el pecho implorando o rezando, el otro aparece semiescondido.
  2. La sibila está representada por una señora mayor con problemas en la vista que no parece ser capaz de leer el libro que tiene en las manos.
  3. En la espalda tiene una gran joroba.

 

profeta jeremias
Profeta Jeremías

 

 

  1. Vemos a una mujer con una capa roja y pelo oscuro con mirada desafiante.
  2. Una mujer con vestido verde y pelo rubio que desvía la mirada con timidez
  3. La expresión del profeta es de reflexión y preocupación.
  4. En la mano izquierda parcialmente tapada por la ropa parece que se esconde de nuevo un gesto ofensivo.

 

sibila eritrea
Sibila Eritrea

 

 

  1. En la parte superior vemos a un niño tratando de alumbrar con una antorcha mientras otro se encuentra en la oscuridad.
  2. La mano derecha de la sibila forma con los dedos un gesto considerado ofensivo en aquella época.
  3. Con la mano izquierda sujeta la mitad de las hojas de un libro que parece estar hojeando.

 

profeta isaias
Profeta Isaías

 

 

  1. Un ángel interrumpe la lectura del profeta para indicarle algo con su brazo derecho.
  2. Otro ángel aparece más atrás con miedo en la mirada.
  3. Isaías vuelve la cara hacia el ángel con la expresión del que escucha una confidencia.
  4. Mantiene  el libro señalado por donde iba leyendo y parece querer ocultarlo de la vista del ángel.
  5. Los pies cruzados a la vez que gira la cabeza indican tensión.

 

profeta joel
Profeta Joel

  1. El profeta lee con rostro serio un pergamino.
  2. El niño de la izquierda tiene un libro en las manos aunque parece mas interesado en lo que está leyendo el profeta.
  3. El niño de la derecha con un libro bajo el brazo parece estar acusando al otro por su actitud.
  4. El pie derecho queda al aire mostrando que tiene seis dedos.

 

 

 

sibila cumica
Sibila Cumica

 

 

  1. Sobre la cabeza lleva una máscara.
  2. El pie izquierdo tiene seis dedos, en aquella época era símbolo de un sexto sentido.
  3. El libro que lee la sibila está apoyado sobre lo que parece el cuerpo sin vida de un niño muy pequeño.
  4. De este cuerpo cuelga un bolso junto a un cuchillo.
  5. Dos niños observan la escena con un libro bajo el brazo.

 

sibila delfica
Sibila Délfica

 

 

  1. Con la mano izquierda sujeta un pergamino donde probablemente haya escrita una profecía.
  2. Su cara se gira hacia un lado mirando al infinito con cara de sorpresa.
  3. El ángel que se encuentra en la luz lee un libro que es sujetado por otro que se encuentra en las sombras.
  4. Nos volvemos a encontrar una vez más con un pie con seis dedos.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0