Joan Coloma nace en alcoy en 1956 y la mayor parte de sus obras estan realizadas en la zona de cantabria y asturias


... Y como quiera que este seguidor actual de la pintura de alta montaña de aquel maestro que fue Núñez Losada, es un artista completo y sensible, dueño de un dibujo poderoso, con sapiencia en el tratamiento de la luz y maestría en la conjugación de las gamas tonales del cromatismo consigue unas composiciones espectaculares con valles inmensos, arboles y praderíos coronados por la blancura de las nieves eternas.

 

 

Pero Coloma cala muy hondo también, cuando le llega la hora de plasmar el jubilo de los praderíos esmaltados de flores primaverales y los oros de loa paisajes otoñales.

 

En suma, un cálido cantor español de la belleza divinal de la naturaleza creada.

 

                                                                                                                                                                Antonio Cobos

                                                                                       Decano de la Asociación Española de Críticos de arte

 


Está enamorado Joan Coloma del paisaje de Liébana, de sus bellos alrededores, de los prados, valles y picos de su entorno.


Es un paisajista nato que encuentra la savia pictórica y vivificadora captando la inmensidad de los espacios naturales, reflejando las cadenas montañosas que se van perdiendo al avanzar hacia el infinito, diluyéndose los colores, dejando que las luces, matizadas, impongan su ley.


Una pincelada corta, la morosidad en el detalle, le permiten describir bosques y arboledas, caseríos y pequeñas poblaciones. Obra mimada, cuidada, solucionada con técnica y sentido del color.

                                                                                                                                                                   Mario Nicolás

                                                                                                                              Revista Gal-Art Septiembre 2002


... Porque Coloma, busca la luz y el color en los rincones más significativos de una tierra por la que el autor siente una predilección especial. Los bosques en otoño, con la variedad de ocres, donde el pintor de caballete, demuestra su calidad al descubrirnos en todo su esplendor la naturaleza, los ríos, agrestes en la montaña y reposados en el valle, los Picos de Europa, donde la luz se dispersa y produce tonos que solo el pintor enamorado de su oficio, sabe como nadie capturar en el lienzo, los rincones rusticos de las aldeas lebaniegas: Argüébanes, Mogrovejo, Frama, Ledantes, Turieno, Tanarrio, o Cabezón de Liébana

                                                                                                                                                                  Pedro Alvarez

                                                                                                                                                              Periódico Alerta


Coloma destaca por la meticulosidad y la observación detenida de los paisajes, lo que le permite captar todos los detalles y recoger la profundidad de los Picos y la belleza de la zona.

                                                                                                                                                                Agueda Crespo

                                                                                                                                                        El Diario Montañés